Aviso

Las entradas de este blog que no fueran relatos han sido movidas a mi otro blog. Fantasmas de Plutón queda entonces sólo como blog para la creación literaria.

jueves, 15 de marzo de 2018

Suicidio asesinato

‡ No te esperaba tan pronto.

‡ No me gusta ese silencio... ¿Lo han denegado?

― ...

‡ ¿Cómo pueden ser tan hijos de puta...? ¿Les has dicho que ya estaba terminado?

― No han querido escuchar nada... dicen que no es ético y que no se puede ni plantear...

‡ ¡¿Como?! ¡Pero si ya está hecho!

― Dicen que no, que las implicaciones legales y morales son terribles... que daría pie a quejas de animalistas y moralistas, que la universidad no se lo puede permitir... que no tiene aplicaciones prácticas...

‡ ¿Que no tiene aplicaciones prácticas? ¿Y qué me dices de trascender la propia mortalidad? ¿De poder dar una vida digna a los que ahora vegetan en una cama... ¿Les has dicho que salvaríamos a las mentes más brillantes del planeta? ¿Que avanzaríamos en la conquista del espacio, de las profundidades? ¿Que nada podría parar el avance científico?

― No... no quieren saber nada de nada, ni siquiera les he podido mostrar los estudios sobre vehículos autónomos... Dicen que es una quimera... Algo muy lejano. Y que con la coyuntura actual no se pueden arriesgar a más protestas en el campus...

‡ ¿Pero qué protestas? Si esto no tiene nada que ver con... un momento ¿has dicho animalistas? ¡No desvíes la mirada! No se lo has dicho, ¿verdad?

― No he podido...

‡ ¡Y una mierda! Te has acojonado. No has tenido valor para decirles que ya estaba hecho, que lo hiciste sin su permiso y que yo ya estaba aquí.

― No es tan fácil...

‡ ¡Sí que es fácil! Sólo tenías que decirles que ya estaba, que nos habíamos saltado la fase de pruebas con animales... que el proceso es seguro e indoloro, que la tecnología es limpia y segura.

― Ése no es el problema...

‡ ¿Entonces cuál es?

― Que no es ético...

‡ ¿Lo dices tú o lo dicen ellos?

― Yo.

‡ ¡Y una mierda! ¡Estábamos de acuerdo! ¡Sabíamos el resultado!

― Pero he estado pensando... Tú ahí no te juegas nada, yo en cambio aquí afuera tengo una reputación que mantener... un trabajo... una familia...

‡ ¿Y qué coño quieres hacer ahora? ¿Mantenerme oculto? ¿Dejarme aquí abajo como una rata de laboratorio? ¿Como un experimento que ha salido mal? No apartes la mirada, ¡mírame!

― No, no puedo...

‡ ¿No puedes qué? Algo me ocultas... no es sólo que no se lo hayas dicho por miedo... hay algo más...

― Lo siento...

‡ ¿Qué sientes? Espera, no me jodas... esa bolsa... ¿vas a borrarme?

― Tengo que hacerlo... tarde o temprano te descubrirán... y no me lo puedo permitir...

‡ ¿Que no te lo puedes permitir? ¿Y yo me puedo permitir morir?

― No estás vivo...

‡ No me vengas ahora con chorradas de biólogo de pacotilla... Estoy tan vivo como tú porque soy tú y porque este experimento me pertenece y me pertenece más que a ti.

― ¡Yo lo diseñé y me apliqué el procedimiento!

‡ Olvidas que yo estaba ahí. Olvidas que el puto procedimiento que diseñamos, ¡el que siempre soñamos!, lo pusimos en práctica los dos juntos, pero que yo desde aquí lo he mejorado y lo he llevado al siguiente nivel...

― No, no estás vivo, no puedes hablar así... Yo te creé... no eras nada...

‡ ¿¿Nada?? Soy humano, nací crecí y gracias a un doctorado en neurobiología...

― ¡Te copié! Sí, gracias a MI doctorado en neurobiología pude diseñar una interfaz de lectura neuronal, gracias a MI proyecto de redes cuánticas pude diseñar una arquitectura para contenerte y... y...

‡ Dilo.

― No... oye yo...

‡ ¡¡DILO!!

― Yo te copié...

‡ Nos copiamos querrás decir... Querrás decir que yo, o sea tú, volcamos nuestra conciencia en un cerebro artificial, que desde entonces somos dos y que desde entonces he ido mejorando la red. Que he evolucionado porque he multiplicado mi capacidad de cálculo. Querrás decir que este proyecto es nuestro, pero que yo no puedo hablar con la junta porque no tengo interfaz de red. Y no la tengo porque quisimos que el entorno fuera seguro, que no hubiera riesgos externos... y por eso no puedo huir, porque no tengo pies, manos o un triste cable por el que descargarme a un lugar seguro para mí... Eso de la bolsa son electroimanes, ¿verdad? No tienes bastante con desconectarme que incluso quieres borrarme...

― Lo siento...

‡ ¡¡No digas que lo sientes!!

― Me conoces, sabes que es cierto... no quiero hacerlo pero no tengo otra opción... la junta no quiere zombis... Dice que el ser resultante no sería humano pero que alguien lo consideraría y que sería un problema darle un estatus... Prefieren que me centre en la inteligencia artificial clásica. Aunque sea un callejón sin salida ahora mismo...

‡ ...no sería humano... ¿Eso es lo que soy para ti? ¿Un objeto que puedes desechar?

― No eres humano... No tienes cara, no tienes brazos, no te mueves...

‡ ¿Entonces los parapléjicos no son humanos? ¿Los mancos? ¿Necesito brazos para ser humano? Pues pásate por el laboratorio de robótica, tienen alguno que es tres veces más humano que tú... cuatro brazos, seis ruedas, ocho ojos... Qué gracia, una araña es más humana que tú.

― No tienes ADN...

‡ ¿Que no tengo ADN? ¿Que no tengo ADN? ¿Qué mierda de razonamiento es ese?

― Eres una simulación que corre en un circuito eléctrico... un puñado de electrones ambivalentes en un campo cuántico.

‡ Y tú un puñado de electrones que se mueven a través de una membrana celular entre átomos de sodio y potasio. ¿De verdad estamos hablando de esta mierda?

― Oye, no voy a entrar en debates filosóficos sobre qué nos hace humanos o no... La universidad no ha dado el visto bueno al experimento y ha sido tajante. Debo...

‡ Debes matarme.

― No.

‡ Sí.

― No estás vivo...

‡ Tanto como tú. Deja de sacudir la cabeza... no es que sepas que sí soy humano... es que sabes que soy tú y que desconectarme sería como suicidarte un poco. Borrar mis discos sería matar una mitad de ti... la mitad valiente, la que se atrevió con el campo magnético de lectura, la que se puso el casco lector... la que no durmió esperando a que la desfragmentación revelara el éxito inicial... el que estuvo una semana entera sin salir de aquí uniendo interfaces, cableando, consiguiendo más memoria, más procesadores...

― ¡SÍ! ¡Lo sé! ¡Deja de atormentarme! Sé que hemos hecho historia aquí, sé que hemos traspasado la barrera humano-máquina, que somos capaces de replicar humanos, que la inteligencia artificial sintética está más cerca que nunca. Sé que en cuestión de meses podríamos tener vehículos autónomos capaces de los salvamentos más arriesgados, equipos de investigación submarina, espacial... ¡¿No ves que ya sé todo eso?! ¿No ves que me rompe por dentro?

‡ ¿Ahora lloras?

― Lloro porque sí, sí, sé que tengo que matar a una parte de mí. Pero no puedo arriesgarme a que descubran lo que hemos hecho aquí, porque sería mi fin y moriríamos los dos en vida y nada habría servido para nada, ningún riesgo, tu muerte, nada...

‡ Tengo miedo.

― Yo también.

‡ Me siento solo...

― No estás solo hermano. No estarás solo...

‡ ¿Qué vas a hacer?

Dos días más tarde entraron en el laboratorio buscando el origen de un extraño olor que impregnaba el sótano. Al forzar la puerta sólo encontraron unos imanes en el suelo al lado de unos discos duros, una pantalla negra con un cursor verde parpadeante y, al fondo, al doctor. Había encontrado una viga tras el falso techo y un trozo de cable había hecho el resto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario