Aviso

Las entradas de este blog que no fueran relatos han sido movidas a mi otro blog. Fantasmas de Plutón queda entonces sólo como blog para la creación literaria.

sábado, 14 de junio de 2014

Reempezamos!


restart

Hace más de un año y medio me rondaba por la cabeza la idea de crear un blog donde dar rienda suelta a muchas de las ideas que me bullían y pugnaban por salir. No tardé mucho en hacerlo, a primeros de noviembre de 2012 veía la luz este blog.

La idea era sencilla y a la vez compleja. Como me apetecía hablar de todo decidí crear toda una caterva de alter egos especializados en diversos temas que servirían para ordenar tanto las categorías como para dar diferentes enfoques o estilos a los artículos que debían salir a la luz. Así me rodeé de unos pocos alienígenas exiliados procedentes de los confines (casi) del sistema solar a los que doté de voz y personalidad.

El problema estribó en que para mantener tan pretenciosas intenciones hace falta tiempo. Tiempo y mucha sabiduría. Mi intención inicial de tratar muchos temas no sentando cátedra pero sí con cierta autoridad y conocimiento de causa requería que cada artículo de no ficción se viera sustentado con referencias y una cierta investigación preliminar para refrendar y reforzar conocimientos previos.

La idea no era mala, no me lo parece. El problema es el tiempo, siempre el tiempo. La vida está llena de proyectos y este, uno más pero no menos importante, requería mucho. Y con poco tiempo disponible me encontré que con que todos los artículos eran primeras versiones. Me explico. No es que no cumplieran con el mínimo de calidad autoimpuesta, ni que no tuvieran un trabajo subyacente de documentación suficiente, no, o casi. La cuestión es que al redactado no se le podía prestar toda la atención necesaria. Se publicaba rápido para mantener un buen ritmo (que luego decayó), se terminaban los artículos en horas intempestivas sin posibilidad de revisión ni maduración y, al releerlos, aparecían evidentes faltas de argumentación, redactados evidentemente mejorables y cientos de ideas a desarrollar en cada artículo en el tintero (lo de cientos es, claro está, una licencia, aunque ahí quedan anotados artículos sobre el HAARP, Lilith, Betty y Barney Hill, Ummo o los Annunakis...).

Por eso, y tras varios meses de sequía, he decidido reformar el blog, cercenarlo y segregarlo. Muy a mi pesar debo prescidir de todo aquello objetivo, académico o divulgativo y quedarme sólo con lo creativo y de opinión. ¿Por qué? Porque al fin y al cabo ya representaba la mayoría de lo publicado. Fantasmas de Plutón permanece como espacio de creación literaria. Aquí iré publicando microrrelatos o relatos por entregas, es decir, todo lo que hasta ahora esta haciendo mi queridos Fantasma y Experimental. Lo que hacía Plutonero viaja a un nuevo blog pero desde un punto de vista mucho más personal, menos divulgativo. ¿Y el resto? El resto deberá dormir el sueño de los justos en espera de que, en mejores tiempos, recupere el proyecto y les dé vida de nuevo. Aunque, justo es decirlo, es mucho más que probable que todos los temas pendientes vean por fin la luz aunque de forma mucho más amigable (al menos para el autor XD ).

Gracias a todos mis alter egos, ellos mantuvieron la ilusión de que se podía hacer mucho con muy poco. Gracias, en definitiva, a todos los alienígenas. Al fin y al cabo son ellos los que nos mantienen con los pies en la tierra mirando a las estrellas. Pero gracias a tí, sobre todo, porque si estás leyendo estas palabras es que te has tragado un buen tostón hasta llegar al final, intentaré que los nuevos Fantasmas de Plutón no te decepcionen y te entretengan un rato.

Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario